Compra y venta de casas

8 cosas que toda lista de verificación de inspección de viviendas debe incluir


Comprar una casa nueva puede ser una aventura emocionante y aterradora. Durante el proceso, deberá abordar docenas de detalles sobre su nueva vivienda, incluidos los posibles problemas con los cimientos, la estructura, los electrodomésticos, los accesorios, la electricidad, la plomería y más. Pero, afortunadamente, hay una solución simple y efectiva para garantizar que su nueva vivienda no resulte una pesadilla: obtener una inspección de la vivienda.

Un componente crítico del proceso de compra, una inspección de la casa es como una "prueba de manejo" para una nueva casa. Primero, el propietario potencial debe contratar a un profesional experimentado y calificado para el trabajo; Un lugar inteligente para buscar es la Sociedad Estadounidense de Inspectores de Viviendas, una asociación sin fines de lucro que establece estándares para las inspecciones de propiedades. El inspector llevará a cabo un examen exhaustivo de la casa, identificando los problemas que el comprador quiera negociar con el vendedor para solucionarlos, así como cualquier problema catastrófico que pueda hacer que reconsidere la compra. Después del examen, un inspector de viviendas presentará un informe que incluye una lista de verificación de las características principales de la vivienda, un resumen de cada área de vivienda principal y notas y fotografías que documentan los problemas. Además, el informe debe estimar la vida útil restante de los principales sistemas y equipos, el techo, la estructura, la pintura y los acabados, y dar una lista de reparaciones y reemplazos recomendados para arrancar. Una inspección sistemática de viviendas oscila entre $ 200 y $ 700, según la región y el tamaño de la vivienda, pero puede ahorrar miles de dólares en reparaciones inesperadas en el futuro.

Dado que el comprador de la casa es una parte integral del proceso de inspección, es vital llevar a cabo algunas tareas antes de que el profesional se haga cargo. Dedique un tiempo a revisar las revelaciones de propiedades del vendedor, leer la documentación sobre la casa del departamento de construcción local y preparar una lista de preguntas e inquietudes con respecto a la casa. Luego, familiarícese con el proceso al revisar esta lista de ocho cosas que cada lista de verificación de inspección de viviendas debe incluir.

La lista de verificación de inspección de su casa debe incluir ...

1. Terrenos y exterior. Durante una inspección, un profesional primero debe examinar el exterior de la casa y el estado general de la propiedad. Las áreas de interés incluyen nivelación y drenaje, evidencia de agua estancada o fugas, la integridad de los cimientos y revestimiento, la condición de la pintura exterior y el paisajismo, y cualquier daño a la cubierta, garaje, patio, escaleras o camino de entrada.

2. Techo, ventanas y puertas. Los componentes estructurales exteriores de la casa son algunos de los más costosos de reparar o reemplazar, por lo que un inspector de viviendas debe evaluar cuidadosamente la condición y la vida útil esperada de estos elementos. En el ático y el techo, es probable que se concentre en las tejas, las canaletas, los respiraderos exteriores, las luces intermitentes, los sofitos, las chimeneas y los paneles de fascia. Al inspeccionar ventanas y puertas, buscará caries y podredumbre, grietas, instalación incorrecta, falta de calafateo y otros daños.

3. ático. El ático a menudo se pasa por alto cuando un posible comprador visita una casa, pero puede contener pistas importantes sobre la integridad estructural general de la propiedad. El examinador se asegurará de que no encuentre aislamientos mal instalados, daños estructurales, ventilación inadecuada y tubos de escape o plomería que terminen en las proximidades.

4. Sótano / espacio de rastreo. Moviéndose al extremo opuesto de la casa, el sótano o el espacio de arrastre es otro componente de la lista de verificación de inspección de la casa. El inspector buscará humedad y evidencia de plagas, así como también problemas fundamentales, estructurales y relacionados con el aislamiento. Si su casa tiene un espacio de rastreo, el área será inspeccionada por problemas similares.

5. Habitaciones interiores. Cuando se trata de habitaciones interiores, debe preocuparse por algo más que elegir el color de pintura perfecto, ya que estos espacios interiores pueden revelar problemas estructurales críticos. La lista de verificación de inspección debe cubrir los pisos, paredes, techos, ventanas, puertas interiores, pintura y molduras, luces e interruptores, enchufes, control de temperatura, aislamiento y chimeneas.

6. Cocinas. La cocina a menudo se llama el corazón del hogar, por lo que es importante asegurarse de que todas las características estén en perfecto estado. Algunos aspectos de la cocina para escudriñar incluyen el tamaño y la funcionalidad de los electrodomésticos, el extractor, el drenaje y el flujo de agua, la seguridad de los tomacorrientes y el estado de los gabinetes y cajones.

7. Baños. Los problemas del baño pueden ser una propuesta costosa de solucionar, por lo que un inspector querrá examinar cuidadosamente las siguientes áreas: inodoro, extractor de aire, lavabo, bañera y ducha, azulejos, calafateo, pisos y accesorios. Además, el flujo de agua y la presión del agua deben examinarse adecuadamente, y el inspector debe tener en cuenta cualquier problema con las tuberías y las fugas.

8. Sistemas principales, electricidad y fontanería. Cualquier inspección de la casa debe incluir una evaluación exhaustiva de los sistemas de calefacción y refrigeración, así como de los trabajos de plomería y electricidad. El examinador primero debe indicar la edad y la vida útil esperada de todos los componentes, luego prestar atención a ciertas áreas de preocupación. Para el sistema HVAC, esto incluye flujo de aire, ventilación, filtros, conductos, la condición de los conductos de humo y la presencia de óxido, asbesto u olor. En lo que respecta a los sistemas eléctricos, el inspector examinará el cableado, los principales paneles de servicio, cables, fusibles e interruptores. Finalmente, revisará el sistema de plomería en busca de daños o fugas en la tubería, y se asegurará de que el calentador de agua y la bomba funcionen correctamente.